Noticias

Una Visión General de las Prácticas de Sostenibilidad en Toda la Congregación

 Sisters of St. Joseph of Carondelet

Desde 1997, las Hermanas de San José de Carondelet han adoptado la sostenibilidad ambiental como un enfoque que influye un tanto en las grandes decisiones como en las pequeñas. Los esfuerzos para proporcionar educación, fomentar el uso responsable de los recursos, reducir el consumismo y priorizar el uso ecológico de los edificios y la tierra han producido resultados positivos, conversión ambiental y el compartir las mejores prácticas a toda la congregación.

Este informe capta algunos de los logros significativos de nuestra Congregación en nuestro trayecto hacia la sostenibilidad ambiental. Por lo general, las respuestas se han producido a nivel local. Al ser una congregación formada por una multitud de regiones, algunas de las mejores prácticas pueden no ser efectivas transculturalmente o ser prácticas para ciertos edificios y lugares. Sin embargo, esperemos que esta recopilación inspire el deseo de “profundizar, de ir más lejos y de responder con valentía y creatividad” (Capítulo 2019). También puede servir como una fuente de satisfacción por los muchos cambios que hemos logrado y que nos aproximan a la sostenibilidad.

Educación

La comunidad de CSJ participa activamente en la educación para promover la conciencia de la sostenibilidad.

La Comunión dentro del Comité de la Comunidad de la Tierra ha creado módulos que informan a la comunidad sobre la transformación ecológica, incluyendo los recursos en agua, alimentos y Laudato Si’, estos módulos fueron compartidos a través de la congregación después del Capítulo 2007.

En 2012, en el Círculo de Sabiduría de las Hermanas de San José de Carondelet y CSJ Asociados publicaron un folleto titulado “Profundizando la Comunión con la Creación”. En el cual, utilizando obras de arte, poesía y literatura, animaron a los lectores a conocer el medio ambiente, a percibir nuestro mundo natural y a reflexionar.

La provincia de Albany desarrolló las mejores prácticas para su casa provincial, incluyendo la compra de café de comercio justo y haciendo mejoras en la administración de los terrenos. Cuando se utilizan alimentos provenientes de granjas locales, se les informa y se les comparte a las hermanas para que aumenten su conciencia. Además, se les ha proporcionado educación y desaconsejado firmemente la compra de alimentos con organismos modificados genéticamente (OMG). El Comité hogar/tierra recomienda la compra de eliminación de carbono para viajes a reuniones congregacionales y ha hecho presupuestos para esto.

La Provincia de St. Paul desarrolló un plan de sostenibilidad. Celeste’s Dream, “El sueño de Celeste”, el cual desempeña un papel en dicho plan y es parte del compromiso de la comunidad para la Provincia de St. Paul. Han estado organizando eventos sin residuos durante 15 años. Colaboraron con Carondelet Center para traer un proveedor ambientalmente consciente para suministrar todas las comidas para las reuniones.

Socios de la Tierra, un grupo de trabajo voluntario en St. Paul, promueve las mejores prácticas sostenibles a través de la educación, la promoción y la sensibilización sobre las acciones de sostenibilidad tomadas por la provincia. Utilizando un boletín interno, se han enfocado en la colaboración y la mejora de los sistemas. Socios de la Tierra también organizo el programa de prácticas de oración ecológica de la Cuaresma para profundizar sobre el conocimiento de la sostenibilidad e hizo que las prácticas de oración estuvieran disponibles para todos a través del sitio web de su provincia.

Los extensos esfuerzos educativos han aumentado la conciencia sobre el compostaje y el reciclaje en St. Paul. La comunidad de CSJ se ha asociado con su condado local en subvenciones y educación para mejorar la gestión de residuos para los residentes en su campus principal. La educación se centró en lo que es reciclable y compostables para evitar la contaminación de la basura.

Terracycle boxes
Las cajas Terracycle permiten a las hermanas y al personal recoger plásticos para su reciclaje que, de otro modo, no se recogerían para el reciclaje de flujo único.

En 2019, la Provincia de Los Ángeles creó un Plan de Sostenibilidad Amigable con la Tierra para el Centro Carondelet. Debido a las restricciones de COVID ha ido despacio, pero no ha detenido la implementación de este plan. Algunos elementos de su plan incluyen alejarse de los productos alimenticios de envoltura plástica de un solo uso, servir menos carne de res, proporcionar cajas Terraciclo para envoltorios de dulces y aperitivos y gestionar ventanas abiertas y cortinas opacas para reducir la dependencia del aire acondicionado.

La provincia de Los Ángeles ha proporcionado a las hermanas y asociados información regular sobre las mejores prácticas para la sostenibilidad ambiental y que ellos pueden iniciar. Esto incluye pasos prácticos para enfriar una habitación, evitar productos de un solo uso y reciclar. Además, motivan a las personas a reciclar proporcionándoles una lista de artículos que se pueden reciclar en varios lugares, incluyendo los artículos electrónicos y las baterías. Trabajar con los empleados también ha sido una prioridad en el impulso de los esfuerzos de sostenibilidad para el equipo directivo de Los Ángeles.

Durante este último año, nuestras hermanas en Japón trataron de concebir el designio de Dios para toda la creación asistiendo a un programa semanal en línea para celebrar el 500 aniversario de la conversión de San Ignacio. El programa fomento la reflexión comunitaria sobre lo que está sucediendo en el caótico mundo actual mientras la naturaleza trata de recuperar su forma ideal y su ritmo original. En junio de 2021, nuestra escuela secundaria en Japón, St. Joseph, Joshi Gakuen (izquierda), celebró un festival donde se centraron sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, con especial énfasis en los residuos plásticos en el mar.

Students at St. Joseph Joshi Gakuen sort recyclables
Los alumnos del San José Joshigakuen de Tsu (Japón) clasifican los materiales reciclables.

Uso responsable de los recursos y consumismo

Las Hermanas de San. José tienen una cultura de vida simple y de consumismo responsable como un método para abordar el cambio climático y la sostenibilidad ambiental.

Nuestras hermanas en Japón piensan de manera creativa y sostenible acerca de cómo utilizar los recursos disponibles de alimentos, ropa y albergue. Por ejemplo, la ropa que se desecharía en la basura se recicla y se vende; utilizan cajas y bolsas reutilizables en lugar de bolsas de plástico; y en la preparación diaria de las comidas, una cantidad mínima de comida se desperdicia, y los sobrantes, de comida se entierran en sus jardines, además cocinan las verduras enteras en lugar de pelarlas. Japón tiene amplios programas de reciclaje de basura en los que las hermanas participan.

En la Casa Provincial de Albany, ha comprado café de comercio justo durante casi 20 años. Su compañía de servicio de alimentos reduce el desperdicio de alimentos al donar de 30 a 40 libras de alimentos adicionales a los refugios locales. También compran alimentos locales cuando están en temporada.

Albany utiliza productos de limpieza “verdes”(ecológicos) en toda su Casa Provincial. A través de un importante esfuerzo educativo, todas las comunidades locales han reemplazado sus botellas de plástico de detergente para ropa por láminas de lavandería “verdes”. Cuando se necesitan artículos desechables, la compañía de servicios de alimentos utiliza utensilios compostables que incluye contenedores, vasos para bebidas y utensilios para comer. Señalan que los utensilios compostables generalmente requieren compostaje industrial especial. Las hermanas de Albany usan cajas Terraciclo para reciclar artículos que no se pueden reciclar localmente, como bolígrafos, envases de bocadillos y otros plásticos de un solo uso. A través del trabajo de su Comité de Hogar/Tierra, su Casa Provincial ya no utiliza el poliestireno y está comprometida con la reducción continua del uso de plástico de un solo uso.

La Oficina de Finanzas de Albany ha hecho cambios importantes en su uso del papel. Siempre que es posible, pagan a los proveedores a través de transferencias electrónicas en lugar de cheques en papel y guardan numerosos informes en línea, como largos informes de inversión, informes de directores financieros e informes de auditoría. Se anima a las hermanas a obtener sus informes financieros de la comunidad local y las facturas de tarjetas de crédito en línea.

El Carondelet Center de Los Ángeles utiliza limpiadores y desengrasantes no tóxicos y biodegradables, así como toallas de microfibra reutilizables para reducir el desperdicio de toallas de papel.

Cuando el Consejo Municipal de la ciudad de Los Ángeles votó para convertirse en una Ciudad de Comercio Justo el 25 de agosto de 2020, la Ciudad de Comercio Justo más grande de América del Norte, las Hermanas de San. José fueron señaladas como una de las 100 principales organizaciones comunitarias que utilizan y sirven productos de comercio justo.

La clave para el éxito de los esfuerzos de la Casa de la Provincia de St. Louis es el sembradío de plantas y polinizadores nativos, compostaje, reciclaje y esfuerzos de reducción de plástico de un solo uso ha sido y el tener algunas personas clave que defienden el esfuerzo e involucran a otros. En la cocina, también se ha reimaginando la planificación del menú, rechazando los alimentos procesados preenvasados y cambiando a comidas más caseras preparadas con ingredientes locales tan a menudo como sea posible. Esto también ha permitido al personal de la cocina reducir el desperdicio de alimentos mediante una mejor reutilización de ellos.

En el campus de la provincia de St. Paul, han introducido el compostaje industrial. Este gran esfuerzo implicó una amplia capacitación para las hermanas y el personal. Todas las compras se consideran con la visión de compostar cualquier tipo de basura. A cada residente de la Villa de Carondelet se le ha obsequiado un cubo de compostaje y se le ha invitado a utilizar su contenedor de compostaje industrial.

Uso ecológico de edificios y terrenos

En las últimas dos décadas, las Hermanas de San José de Carondelet han realizado cambios significativos para promover la sostenibilidad ecológica en el uso de los principales edificios y propiedades.

Edificios

En la Casa de la Provincia de St. Louis, actualizaron su edificio para ser más eficiente energéticamente. Esto se hizo mediante la sustitución de 412 ventanas, la limpieza del ladrillo del exterior del edificio y la sustitución de enfriadores y calderas centrales. Estas mejoras resultaron en una reducción significativa del uso de energía y un ahorro significativo de costos de aproximadamente el 6% solo en electricidad. Otra mejora es el resultado en el reducimiento en el uso de la energía en la instalación de iluminación LED automatizada, que simultáneamente es más seguro para los residentes. A los residentes se les pide que cierren las persianas para mantener el calor excesivo fuera de las habitaciones. Han reducido el consumo de agua. St. Louis utiliza un indicador nacional, el Energy Star Portfolio Manager, que rastrea el impacto que estos cambios están teniendo y los compara con los indicadores de edificios similares.

La Provincia de San Pablo posee tres edificios principales en su propiedad: el Centro de Administración, el Centro Carondelet y la Casa Provincial. En la década de 1990, instalaron más sistemas de energía, de calefacción y refrigeración eficientes, ventanas y limpieza del ladrillo de la fachada. Sus edificios han sido bien mantenidos, lo que mejora su sostenibilidad ecológica. Desde 2016, toda su energía eléctrica se ha proporcionado a través de fuentes de energía renovables mediante el proveedor local de servicios públicos. Están dispuestas a pagar una prima por esta fuente de energía renovable, lo cual refleja su compromiso de abordar el calentamiento global. También han ido añadiendo unidades de frecuencia que contribuyen a un ahorro de energía significativo. Proporcionan recursos para alentar a las personas que usan su edificio a tomar decisiones sostenibles, como estaciones de recarga de botellas de agua, luces de sensores de movimiento y tomas de corriente “inteligentes”. Durante los próximos tres años, planean tener una gran cantidad de iluminación de los edificios lo más posible actualizada a accesorios LED; reemplazar todos los acondicionadores de aire de ventanas, refrigeradores, lavadoras y secadoras por unidades de energía Star; reemplazar dos calderas de vapor por calderas de alta eficiencia; cuando sea razonablemente factible, sub-medir todos los servicios públicos de cada edificio para el monitoreo de energía; y explorar la instalación de paneles solares locales y sistemas de almacenamiento de energía en los edificios y opciones de uso de gas natural renovable.

La Casa Provincial en Albany invirtió en una granja solar local en 2019. La granja entró en línea en octubre de 2020, y la provincia ahora está recibiendo considerables créditos solares por el uso de esta forma de electricidad.

En Los Ángeles, Carondelet Center cambió su iluminación a LED. Ha instalado la iluminación del sensor de movimiento en partes de su edificio. Cuenta con sistema solar de calentador de agua desde hace varios años. Los contenedores de reciclaje están disponibles en todas las partes del edificio. Cambiaron las empresas de gestión de residuos a una empresa que recicla sus residuos en forma ecológica y acepta más materiales reciclables.

Tierra

La provincia de Albany alberga un espacio acogedor para los insectos al promover el crecimiento del algodoncillo en un paraje para mariposas monarca. Solo cortan su prado dos veces al año para proporcionar un ambiente hospitalario para insectos como mariposas, polillas y aves. Utilizan métodos orgánicos de control de plagas en todos los edificios y jardines.

Volunteers at our community garden in St. Paul
Hermanas, consociados, trabajadores de San José y voluntarios que trabajan en el jardín comunitario de San Pablo.

La Provincia de St. Paul ha implementado un espacio de jardín comunitario (derecha) como un esfuerzo concentrado para participar en los sistemas alimentarios locales, apoyar a los polinizadores, construir comunidad a través del intercambio de productos y practicar métodos de cultivo orgánicos. El campus ofrece jardines elevados y accesibles para permitir a las hermanas mayores y a los residentes de la Villa de Carondelet la oportunidad de cultivar verduras. Cuidar la tierra es una práctica espiritual que construye la comprensión de la interdependencia de toda vida y la responsabilidad de los seres humanos de cuidar de la creación y contribuir al bien común. Con la prioridad de construir comunidad y aprender unos de otros, los jardineros comunitarios trabajan juntos para cuidar el espacio colectivamente, cada semana y en una sola noche se cosecha alrededor de 1,000 libras de productos cada temporada de cosecha. Este producto es luego compartido entre los jardineros de la comunidad y donado a los estudiantes de una universidad local fundada por las Hermanas de San José.

La provincia de St. Paul utiliza un programa híbrido, orgánico de fertilizantes y control de hierbas. El departamento de biología de la Universidad de St. Catherine facilitó el desarrollo de un programa de césped que fue efectivo; seguro para polinizadores, mascotas y humanos; y utiliza la menor cantidad posible de herbicida de hoja ancha. Este programa utiliza ingredientes revisados por el Organic Materials Review Institute (OMRI) bajo los mismos estándares que usa la producción de alimentos orgánicos.

En St. Louis, las plantas nativas han reemplazado a muchas plantas ornamentales y arbustos en todo el campus. Estas plantas atraen a los polinizadores, incluidas las abejas y las mariposas monarca. Hace varios años, las hermanas participaron en la plantación de un jardín comunitario cercano que también se centra en los polinizadores.

Conclusión 

Las Hermanas de San. José de Carondelet han buscado una comunión más profunda con la creación, han reconocido la urgencia de responder a la crisis de la tierra, han simplificado su estilo de vida y se han asociado con otros para sanar nuestro planeta. Las prácticas enumeradas aquí no pretenden catalogar todos los esfuerzos que ellas han hecho, sino proporcionar una muestra de las acciones que han tenido éxito para ellas, y aprender unos de otros sobre las mejores prácticas y continuar respondiendo a la crisis de la Tierra.

Hay mucha más profundidad y más lejanía por recorrer en nuestro viaje hacia la conversión ecológica. La intrepidez, la creatividad y la colaboración serán las señales de identidad de nuestras acciones futuras.

Category: Noticias

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *